fbpx

Embudo de marketing: ¿cómo adaptar estrategias y mejorar los resultados?

Postado en 15 de mayo de 2018

Embudo de marketing puede ser definido como un método para acompañar al consumidor desde su primer contacto con la empresa, durante todo el proceso de compra, al momento de la efectuación del pago y hasta el feedback final.

Con el control de estos estágios, es posible ofrecer un servicio de calidad para el usuario a través de estrategias para cada tipo de perfil. Estas acciones trabajan muy bien con el marketing móvil y son indispensables para su negocio.

¿Por qué es importante invertir en marketing móvil?

Las estrategias de marketing para dispositivos móviles son opciones muy ventajosas para las empresas que están adentrando en este mercado, principalmente por se tratar de una opción más económica. Con el m-marketing, hay como proponer un servicio para un público que tenga potencial para tornarse un consumidor comprometido.

Estas acciones para la divulgación de la marca dependen de algunos factores, como la adaptación a un sitio web responsivo, facilitando el mobile commerce. Estrategias así pueden ser hechas por SMS o QR Code, que encaminará al usuario por todos los canales y hasta a la propia aplicación de la empresa.

Agregar el móvil a la hora de desarrollar una aplicación optimizada con ASO puede potenciar el crecimiento de la marca, una vez que los usuarios comprometidos tienden a disfrutar de varias adaptaciones que el emprendimiento ofrece.

¿Cómo funciona el embudo de marketing móvil hoy?

El marketing digital crece de acuerdo con el aumento del uso de dispositivos móviles. En efecto, los consumidores están cada vez más comprando por los celulares y disfrutando del m-commerce. Y, con el aumento de ventas por el celular, consecuentemente, el marketing también aumenta.

Etapas del embudo

El embudo de marketing se divide en algunas etapas. Como en un embudo de verdad, estas etapas se dividen en capas. Desde la parte más ancha, donde hay interés, público y servicio, y la parte más fina, que es la concreción de la compra. Vamos a explicar mejor:

Visitantes (la cima del embudo)

La cima del embudo se compone de visitantes, de una forma muy generalizada. Habrán allí los usuarios que sólo acceden al sitio web por pura curiosidad y los que realmente tienen interés, buscando precios y especificaciones. Muchas de esas personas acceden por medio de links patrocinados y afines.

En esa etapa, la primera jugada sucede. Para el usuario continuar su camino y llegar hacia la segunda parte del embudo (lead), convertirlo a través de una landing page es una buena estrategia.

Leads (el medio del embudo)

Probablemente, el usuario ya accedió a su sitio web y registró información básica, como nombre completo, correo electrónico y número de su móvil para acceder a un contenido específico. Enseguida, debe de haber investigado sobre el producto o servicio y demuestra interés.

Poseer estos datos es importante para una comunicación posterior con el futuro cliente, sin olvidarse de que este usuario aún no ha sido convertido. No hay seguridad de que completará la compra o utilizará el servicio. Así que, en ese momento, apretar las tuercas para que compre el producto no es una buena idea. Lo mejor que hacer no es sólo vender, sino conquistar al cliente.

En esta conquista, contar con una estrategia del equipo de marketing hace toda diferencia. Es por medio del lead que las posibilidades de concretar una compra aumentan. Por lo tanto, estudiar y conocer a su consumidor dirigiéndole hacia el material adecuado traerá resultados.

Clientes (el fondo del embudo)

La última etapa, más conocida como el fondo del embudo, es el proceso final para el usuario definir si efectivamente concretará la compra y se convertirá o no en un cliente. Aún que busque en otros lugares, ya existe una familiaridad con su sitio, una curiosidad en ver el feedback de los demás clientes, lo que te deja un paso adelante.

Y, al convertirse en cliente, es interesante invertir en estrategias posventa, que le mantendrá en contacto con su marca, desencadenando mayores posibilidades de tener una regularidad de compras.

¿Cómo adaptar sus estrategias?

Las estrategias pueden comenzar con la comprensión de quién es su público-objetivo y qué están buscando. Crear personas y articularlas en las estrategias es fundamental. Además de definir el camino que el usuario hace hasta la compra, pues así usted desarrollará el mejor enfoque.

Por lo tanto, tener una planificación con el equipo de marketing es esencial. Presentar a las personas y los leads a ese equipo, para que todos entiendan quién es el cliente que están lidiando, hará que la atención sea personalizada.

Por fin, trabajar con algunas extensiones de su sitio web harán que el cliente esté más comprometido en sus propuestas. Poseer un blog, apostar en los medios de comunicación social, enviar newsletters e incluso desarrollar cases con las conquistas de la marca.

El embudo de marketing, también referenciado como embudo de ventas, es la elección correcta para conocer todos los pasos que el cliente toma a la hora de la compra, dándole más control de la movimentación y funcionamiento de su negocio.

¿Quiere tener más conocimiento sobre las tendencias móviles para las empresas y la optimización de las aplicaciones? ¡Póngase en contacto con RankMyApp!


Posts Relacionados

Related Posts

Artículos Relacionados